Archivo de la categoría: Experiencias de terror

Sueño Extraño

Esto me paso hace como 2 años aproximadamente, recuerdo que era uno de esos días super extraños en donde no podía dormir, me solía pasar esto cuando se aproximaba algo terrible, en fin les escribo lo que me sucedió.

Para ser exactos era un viernes y en verdad no podía dormir, pasaban por mi cabeza un millón de pensamientos sumamente extraños, logre dormirme pero al despertar estaba super asustado y sudando, no lograba comprender como es posible esto  ya que no me acordaba de lo que había soñado.

Paso de nuevo la semana y tenia la duda de dicho sueño en el cual estaba super asustado, llego el viernes de nuevo y me sucedió lo mismo, dije en mi pensamiento esto no puede estar pasando, me ha pasado 2 viernes seguidos y sin saber lo que pasa en dicho sueño.

Siempre pensé que era una advertencia, a la otra semana en viernes, decidí salir con mis amigos y mi plan era no dormir para no tener dicho sueño, fuimos a una plaza sin saber lo que iba a pasar, estábamos cenando cuando de repente entran 5 hombre sumamente armados y disparando hacia arriba, entraron a varias tiendas de joyas y obviamente estaban robando, de repente sentí una pistola en la espalda y empece a asustarme y sudar mucho, así es amigos me tomaron de reen.

Ya al salir y tomar el coche los ladrones me empujaron y caí al suelo asustado e igualmente sudado, justamente lo que me sucedió los viernes anteriores en dicho sueño, realmente es extraño ya que mis sueños me advirtieron lo que me iba a pasar, pienso que siempre hay que tomar los sueños en cuenta por que pueden ser señal de precaución.

El toro fantasma

La leyenda cuenta que hace mucho tiempo existió un brujo del cual asesinaron por los habitantes de un pueblo, debido a que se descubrió que hacia magia negra y mas que nada asustaba a toda la comunidad.

Los habitantes del pueblo vivían atemorizados, esto debido a que se rumoreaba que a dichas horas de la noche un toro de aspecto muy grande te perseguía y mas que nada te trataba de votar.

Una de las experiencias de las personas que habían visto al fantasma decían que lo mejor era ir a lugares con mucha luz, ya que el toro al ver la luz desaparecía, otras versiones decían que al momento del que toro este atrás de ti tomes una piedra y la lances hacia atrás  esto hacia que el toro desapareciera. 

En fin, las personas vivían atemorizados por el dicho toro que se aparecía  un día un señor regresando de trabajar vio al toro y lo que hizo fue verlo sin temor alguno, le empezó a lanzar piedras y vio que se escondió en un casa de la cual se creía que vivía un brujo.

Según lo que logre investigar, esa misma noche la comunidad asesino a ese brujo y hasta la fecha se ve el fantasma del toro y mas cuando hay lluvia y oscura la comunidad.

Niña fantasma

Cuando mi padre se cambio de trabajo igualmente nos cambiamos de casa, mi abuelo le ofreció una casa a mi padre en donde el podría construir y mas que nada era acoplado a tener una enorme extencion en espacio.

En fin, anteriormente en esa casa vivía una señora con su sobrina la cual había fallecido debido a gripa que le afecto por todo el cuerpo, ya habían pasado años desde que la niña había fallecido y mi abuelo no sabia de la presencia de esa niña en la casa.

Nos pasamos a la nueva casa sin ningún temor y mas que nada sin apuro ya que mi padre empezaba a trabajar una semana después, los días pasaron y en verdad yo me sentía cómodo en la casa, hasta que una noche con ganas de ir al baño prendí la luz y mira a una niña de la cual estaba sentada sin decir nada, mi primera reacción fue gritar y así mismo mis padres se levantaron pero ellos no lograron ver nada.

niña fantasma

Al siguiente día yo me quería quitar de la casa, recuerdo que lloraba por que quería regresar en la anterior casa, mis padres no me creían y decían que era mi imaginación  al fin llego la noche y mi hermana pudo ver a una niña parada en la puerta de la cual yo no pude lograr ver, mi hermana igualmente se asusto mucho y se lo comento a mis padres, al fin nos creyeron, lo platicaron con mi abuelo y así mismo tuvo de acuerdo de bendecir la casa.

Ya cuando la casa estuvo bendecida, una señora nos dijo que esa niña era la que vivía alla con su tía de la cual murió de la forma repentina, en fin desde eso ya no volvimos a ver a ninguna niña en esta casa la cual habitamos hace mas de 7 años.

Fantasma en la casa abandonada

Recuerdo que era febrero, en México es la fecha del carnaval y prácticamente son fiestas diarias, pero mas que nada es como halloween ya que en todos lados ves a gente disfrazada de personajes realmente violentos.

Ya eran las 2 de la mañana y el concurso de disfraces había terminado, recuerdo que ya estaba todo listo y la mayoría de las personas iban a descansar ya en casa.

En fin, iba en compañía de mis padres y mis 2 hermanas, estábamos justo en la esquina de mi casa en donde anteriormente vivía un brujo al cual habían asesinado por dar malas teorías sobre las cartas.

Anteriormente se había dicho que en esa casa que era prácticamente abandonada se veía un hombre completamente de blanco y al momento de verlo se escondía.

Como es costumbre la mayoría de las personas no creían en ese cuento ya que decían que era para asustar a las personas.

Bueno, íbamos de regreso mi familia y yo cuando de repente mi padre dice que hay una persona completamente blanca que entro en dicha casa abandonada, sentimos de repente un escalofrío inmenso en el cual mi padre no se podía mover.

Esperamos a que nos tranquilicemos e igual a mi padre para poder llevarlo a casa, al siguiente día mi padre tenia calentura y mas que nada muy deshidratado, le contamos a mi abuela lo que nos había pasado y nos informo que vallamos con un hechicero.

Al llevar a mi padre nos dijo que es un espíritu maligno que solo busca venganza, en base a ello las personas que lo ven se enferman y solo se pueden curar base a una limpia (Hechiceros realizan esta acción), en fin desde eso ya no pasamos muy de noche por dicha esquina.

El teléfono Maldito

Recuerdo que era el mes de febrero e iba saliendo de la escuela cuando de pronto vi un teléfono tirado en la calle, lo primero que hice fue ver si había alguien cerca del cual se le había caído  lo malo es que no vi a ninguna persona por esa calle, lo que hice fue tomar el teléfono y me fui directamente a mi casa.

Intente prender el teléfono y nada no prendía, era una marca conocida “Nokia”, no logre prenderlo y me acosté a dormir, eran ya en la madrugada cuando de repente empezó a sonar, al parecer era una llamada de la cual decidí contestar, pensando que el dueño me estaba llamando.

Al contestar note una voz que no entendí lo que realmente me quería decir, lo que hice fue colgar y de nuevo empece a dormir.

El día siguiente busque un cable de datos para poder cargarlo y efectivamente prendió e igualmente se empezó a cargar, lo realmente extraño fue que alguien me llamo y el celular prendió, algo que no podía explicarme.

El teléfono era prácticamente mio y empece a ver juegos para nokia 500 y juegos para nokia lumina 800 e igualmente le metí un chip mio, lo raro es que al pasar los juegos siempre mostraban rojo completamente la pantalla y el celular era menso en si, ya que namas recibía llamadas y mensajes.

El teléfono realmente me daba miedo ya que siempre ha dicha hora alguien llamaba e igualmente escuchaba muchos sonidos extraños siempre que el teléfono estaba cerca de mi, en una ocasión tenia el celular en el bolsillo y vi pasar a una persona cerca de mi que no se le podía ver el rostro y al momento de alejarse y llegar a una luz desapareció.

Realmente no quise saber mas del teléfono y decidí dejarlo en donde lo encontré  eso en verdad ayudo mucho ya que no escuchaba sonidos extraños y nada fuera de lo normal, hace poco me entere que a un señor lo atropellaron en ese rumbo y murió  tal vez el celular era de dicho hombre.

El muerto sobre de ti

Este problema me imagino que muchas personas lo han vivido, mas que problema es una experiencia super escalofriante, ya que en verdad no sabes que te pasa, debido a que no te puedes mover y mucho menos hablar.

En mi caso es una experiencia bastante común  no se que realmente tengo o tal vez soy demasiado miedoso, ya que en verdad no es casualidad que me pase siempre y cada vez mas tardado.

Como siempre, yo siempre lo he dicho y siempre lo diré, aunque no me crean yo se que me pasa seguido y que en verdad puedo morir de un ataque cardíaco, esto por que cuando logro despertar estoy super agitado.

Muchas veces me pasa cuando estoy en la casa de mis padres, ya que estudio en otra ciudad en donde radico prácticamente solo, en fin hay un cuarto en donde siempre me suele suceder esto.

Les cuento una vez que me quede dormido en dicho cuarto, como todos me levante pero no podía moverme y ni si quiera poder hablar, me quede calmado tratando de levantarme pero en eso sentía algo completamente que me pasaba por todo el cuerpo, realmente se sentía un super escalofrió y mas que nada podía ver el reflejo de una persona cerca de mi.

Trataba de moverme y mas que nada poder hablar pero por mas que batallaba no podía, pasaron mas de 5 minutos y por fin logre moverme y rápidamente salí de aquel cuarto, asustado mas que nada, claro le fui a comentar a mi madre y como siempre no me creyó.

Actualmente me pasa muy seguido, pero ya busque la forma de librarme fácilmente de ese problema, solo mantengo la calma y respiro profundamente y a los pocos segundos de nuevo puedo moverme.

A ti, ¿Te ha pasado?.

 

La Muñeca Poseida

Yo siempre veía a mi hermana con una muñeca misteriosa la cual no sabía su procedencia pero era horriblemente fea con una sospechosa sonrisa en la cara y con ojos bien grandotes.

En fin, un dia desperté de mi cama, me dirigi al cuarto de mi hermana para ver si ya había despertado pero lo que vi me dejo perplejo;

¡¡¡mi hermana estaba levitando!!!

No me lo podía creer, tenía las sabanas por encima pero claramente estaba levitando pues apenas rozaban la cama, pero lo peor era que la muñeca estaba de pié en el estómago de mi hermana, era como algún tipo de ritual que no lograba entender, aunque tampoco lo pensé mucho y como acto reflejo encendí la luz, en un abrir y cerrar de ojos mi hermana callo sobre el colchón y la muñeca rodó por el suelo.

Corrí rápido a buscarla y la agarré y de un golpe y porrazo la metí en un baúl que tiene mi hermana en el cuarto, y cerré con llave.

En seguida revisé que mi hermana estuviese bien y la desperté suavemente y solo logré a comprender que me dijo;

-¿Que haces Marcos? ¡¡¡Déjame dormir!!!

Esas palabras me calmaron muchísimo, definitivamente mi hermana estaba bien, por lo que me guardé la llave del baúl y después de horas intentándolo me dormí.

A la mañana siguiente y tras pensarlo tranquilamente decidí no contárselo a nadie pues pensarían que estaba loco, así que lo dejé correr, además iban pasando los días y las semanas y no pasaba nada, por lo que me fui olvidando del tema.

Mi hermana me preguntó muchas veces si sabía donde estaba la llave del baul que ella estaba convencida de que su muñeca tenía que estar allí pues era el único sitio de la casa que le quedaba por mirar, lógicamente le mentí y le dije que no sabía donde estaba.

Un día mis padres salieron a una cena de empresa por lo que me quedé al cuidado de mi hermana, la acosté a eso de las 10 y me baje a mi cuarto a ver la televisión y me quede dormido hasta que a eso de las 12 escuché un ruido abajo, coji mi bate de beisbol y baje corriendo las escaleras, al comprobar que todo estaba bien volví a mi cuarto, en cuanto me estiré en la cama, escuche el grito enfermizo de mi hermana, fui corriendo otra vez bate en mano y lo que vi en cuanto abrí la puerta de su cuarto fue algo espeluznante, quizás de lo peor que puedan ver unos ojos, lo primero que vi era a mi hermana de pie en su cama gritando como loca mirando al suelo al otro lado de su cama, enseguida giré la mirada y vi a mis padres degollados ¡¡¡sin cabeza!!!

Había mucha sangre inundaba toda la habitación, acto reflejo miré al baúl ¡¡¡estaba abierto!!!,  agarré a mi hermana en brazos y corrí sin mirar atrás.

Mi hermana quedó sin habla durante más de 2 años, fue entonces cuando me confesó que ella estaba durmiendo cuando mamá la despertó al llegar de la cena para darle un beso como cada noche y le dijo que encontró en mi cuarto las llaves del baul que si quería que le buscara la muñeca en él para dormir con ella, lógicamente respondió que sí, y al abrir el baúl la muñeca salió disparada cortando el cuello de la mujer con un trozo afilado de metal, acto seguido se abalanzó sobre el padre con idéntico resultado y procedió a arrancarles la cabeza y que en ese mismo momento en que yo llegué y sin saber el motivo la muñeca se escondió debajo de la cama.

Hoy hace 20 años de Aquel suceso, mi hermana lleva desde los 18 años en un psiquiátrico y yo sufro de terrores nocturnos una noche si, y la otra también, al menos nunca más supimos de aquella muñeca.

Espíritus Malignos

Hace algunas semanas, algunos amigos y yo decidimos visitar el rancho de una tía mía que actualmente no vivía allí y así pasar el fin de semana en el campo.

Decidimos ir allí precisamente porque nos hablaron mucho del pequeño lago y las montañas que rodean el rancho, pero curiosamente lo que más nos entusiasmaba eran los cuentos de terror sobre espíritus oscuros que rodeaban al pueblo y la pequeña casa encantada que había a las orillas del bosque.

El sábado conocimos a Mario, que nos estuvo contando sobre las leyendas y cuentos de terror que sucedían en el pueblo desde hace más de trescientos años.

Nos comento que los famosos “espíritus nocturnos” aparecían solo una vez, Si alguien los veía, debía abandonar el pueblo, sino moriría al siguiente día.

El domingo, nuestro ultimo día en el rancho, decidimos hacer una visita nocturna a la casa encantada que había en las orillas del bosque. Las chicas iban muy asustadas y yo, aunque no lo mostraba por fuera, también.

Al mismo llegar nos surgió el primer problema: la puerta estaba cerrada. Intentamos forzar la puerta y mientras lo hacíamos, desde dentro se oía algo parecido a gemidos.

Cuando al fin lo conseguimos y abrimos las puertas de par en par, la oscuridad nos rodeó.

Enfrente de nosotros teníamos uno de esos espíritus oscuros sobre los que nos había hablado Mario.

Se nos quedo mirando fijamente, sin pronunciar palabra. No dejaba de gemir y en su rostro se apreciaba el sufrimiento.

Todos decidimos irnos directamente a nuestras casas al instante, ni volvimos al rancho a por nuestras cosas.