El teléfono Maldito

Recuerdo que era el mes de febrero e iba saliendo de la escuela cuando de pronto vi un teléfono tirado en la calle, lo primero que hice fue ver si había alguien cerca del cual se le había caído  lo malo es que no vi a ninguna persona por esa calle, lo que hice fue tomar el teléfono y me fui directamente a mi casa.

Intente prender el teléfono y nada no prendía, era una marca conocida “Nokia”, no logre prenderlo y me acosté a dormir, eran ya en la madrugada cuando de repente empezó a sonar, al parecer era una llamada de la cual decidí contestar, pensando que el dueño me estaba llamando.

Al contestar note una voz que no entendí lo que realmente me quería decir, lo que hice fue colgar y de nuevo empece a dormir.

El día siguiente busque un cable de datos para poder cargarlo y efectivamente prendió e igualmente se empezó a cargar, lo realmente extraño fue que alguien me llamo y el celular prendió, algo que no podía explicarme.

El teléfono era prácticamente mio y empece a ver juegos para nokia 500 y juegos para nokia lumina 800 e igualmente le metí un chip mio, lo raro es que al pasar los juegos siempre mostraban rojo completamente la pantalla y el celular era menso en si, ya que namas recibía llamadas y mensajes.

El teléfono realmente me daba miedo ya que siempre ha dicha hora alguien llamaba e igualmente escuchaba muchos sonidos extraños siempre que el teléfono estaba cerca de mi, en una ocasión tenia el celular en el bolsillo y vi pasar a una persona cerca de mi que no se le podía ver el rostro y al momento de alejarse y llegar a una luz desapareció.

Realmente no quise saber mas del teléfono y decidí dejarlo en donde lo encontré  eso en verdad ayudo mucho ya que no escuchaba sonidos extraños y nada fuera de lo normal, hace poco me entere que a un señor lo atropellaron en ese rumbo y murió  tal vez el celular era de dicho hombre.

El fantasma en la ventana

Este es un tema del cual no me gusta hablar mucho, debido a que por manera lógica cuando me voy a dormir y se que lo he contado tengo la idea de que me volverá a pasar y así mismo no poder volver a contarlo de nuevo.

Tengo actualmente un año de que aquel presencia me dejo casi traumado, diariamente lo soñaba y lo presencia en momentos en donde el temor era mayor que la presencia de la vida.

En fin, Les cuento era un viernes aun recuerdo que ese día era muy extraño, mis padres habían salido con mi hermana menor, lamentablemente mi hermana mayor me dejo solo en la casa, ya que era demasiado pequeño para salir a una fiesta adultos.

Eran ya las 11:00 de la noche aproximadamente y no podía dormir, prendí la televisión para que así este entretenido mientras llegaban mis padres o mínimo mi hermana, pero lo que no sabia es que ese día prácticamente iba a estar solo toda la noche.

Paso aproximadamente una hora desde que había prendido la televisión y de pronto sentí que alguien me miraba por la ventana, realmente la primera vez no voltie aver ya que era el miedo que tenia por dentro.

Ya paso un buen tiempo, andaba super entretenido con la televisión y de pronto sentí un enorme escalofrió  pero mas que nada sentía esa presencia de que alguien me miraba, me arme de valor y voltie a ver, no se imaginan lo que vi.

Era una persona completamente de color negro, tenia un cuerpo enorme y mas o menos se le reflejaba la cara, tenia sostenido de las varas de la ventana, lo que hice fue gritar desesperadamente e irme al cuarto de enmedio de la casa.

cuentos de terror

Me quede varias horas en el cuarto pensando y pensando pero a la vez llorando, ya quería que mis padres llegaran y que terminara todo eso.

Al día siguiente según mis padres llegaron a la casa y estaba tirado en el suelo llorando y escupiendo mucha saliva  me pedían a gritos que despertara y no reaccionaba, ellos se asustaron mucho que la única manera fue tratar de llevarme al hospital, pero camino allá desperté y les comente lo que me había pasado.

Realmente no recuerdo que me paso, al parecer perdí tiempo de vida ya que no recuerdo como quede tirado en el suelo con mucha saliva  mis padres me llevaron a terapia y desde entonces tengo una vida normal pero con mucho miedo de lo que me volviera a pasar.

Se que no es una historia de terror enorme, pero si en verdad lo hubieran vivido creo que estarían en la misma situación que Yo.

El muerto sobre de ti

Este problema me imagino que muchas personas lo han vivido, mas que problema es una experiencia super escalofriante, ya que en verdad no sabes que te pasa, debido a que no te puedes mover y mucho menos hablar.

En mi caso es una experiencia bastante común  no se que realmente tengo o tal vez soy demasiado miedoso, ya que en verdad no es casualidad que me pase siempre y cada vez mas tardado.

Como siempre, yo siempre lo he dicho y siempre lo diré, aunque no me crean yo se que me pasa seguido y que en verdad puedo morir de un ataque cardíaco, esto por que cuando logro despertar estoy super agitado.

Muchas veces me pasa cuando estoy en la casa de mis padres, ya que estudio en otra ciudad en donde radico prácticamente solo, en fin hay un cuarto en donde siempre me suele suceder esto.

Les cuento una vez que me quede dormido en dicho cuarto, como todos me levante pero no podía moverme y ni si quiera poder hablar, me quede calmado tratando de levantarme pero en eso sentía algo completamente que me pasaba por todo el cuerpo, realmente se sentía un super escalofrió y mas que nada podía ver el reflejo de una persona cerca de mi.

Trataba de moverme y mas que nada poder hablar pero por mas que batallaba no podía, pasaron mas de 5 minutos y por fin logre moverme y rápidamente salí de aquel cuarto, asustado mas que nada, claro le fui a comentar a mi madre y como siempre no me creyó.

Actualmente me pasa muy seguido, pero ya busque la forma de librarme fácilmente de ese problema, solo mantengo la calma y respiro profundamente y a los pocos segundos de nuevo puedo moverme.

A ti, ¿Te ha pasado?.

 

La muñeca de los ojos verdes

La muñeca de los ojos verdes

Las muñecas son uno de esos juguetes que invariablemente han acompañado a las niñas de todas las épocas. Sin embargo, son muchos los cuentos de terror cortos que afirman que esos objetos tienen la facultad de albergar un espíritu maligno.

Desconozco si esta idea es cierta o no, más lo que yo puedo contarte basado en mi experiencia, es lo que me ocurrió mientras trabajaba como dependiente en una juguetería.

Ya sabes, en esos lugares los distintos artículos se encuentran agrupados por categorías. En un pasillo están los muñecos de acción, en otro los balones y pelotas, en el que sigue los juegos de mesa y por último un área completa dedicada a las pequeñas del hogar.

Se podía ver a las muñecas clasificadas por su importancia de ventas. En el exhibidor grande estaban las de moda. En otro las que estaban en oferta y al final había un tablón marcado con un letrero que decía “diseños antiguos”.

Un alto porcentaje de estas últimas, eran adquiridas por coleccionistas, debido a su alto precio. Sin embargo, la muñeca de los ojos verdes no se vendía (yo le puse así, porque había algo en su mirada que te obligaba a verla de frente).

Lo que se me hacía muy raro es que tenía puesta una etiqueta roja con el 75% de descuento, y aun así, las niñas que por allí pasaban parecían ignorarla.

– Oiga jefe, ¿hace cuánto tiempo que “ojos verdes” está aquí? Pregunté.

– Uy, la mera verdad es que ya no me acuerdo. Pero no te creas, a ella ya la hemos vendido varias veces. Me contestó.

– ¿Cómo es eso? Cuestioné nuevamente.

– El máximo tiempo que la muñeca ha pasado fuera de esta tienda han sido 15 días. Generalmente, las señoras vuelven para regresarla, argumentando que asusta a sus niñas mientras duerme. Deberías de escuchar las historias que inventan: Traía un cuchillo, unas tijeras etc.

– Si nadie la quiere, lo mejor es depositarla en el bote de basura. Eso será lo que haré al caer la noche. Le dije.

Tomé a “ojos verdes” y la tiré en uno de los contenedores del centro comercial.

Casi se me salió el corazón cuando a la mañana siguiente, la vi acomodada en su lugar con el rostro sucio. Fui a mi casillero por una pastilla para los nervios y encontré una nota que decía:

“Si lo vuelves a hacer, morirás”.

El bebe con cadenas

Mi hermana y yo teníamos una habitación de pequeños, realmente era una habitación realmente pequeña con lo esencial y una televisión.

Cada día acostumbrábamos a dormirnos tarde viendo la televisión o estar con los juegos de mesa.

En una ocasión, lo recuerdo muy bien eran aproximadamente la 1 de la mañana, cuando de repente escuchamos a un bebe llorando.

Mi hermana claramente me dijo, ¿escuchas eso?, yo le conteste si es un bebe.

Ambos preocupados por que la verdad es muy raro que un bebe ande solo por la calle a esas horas y más que nada llorando sin que nadien lo escuche.

Decidimos dejarlo pasar y si en verdad seguía llorando le diríamos a mis padres, pasó unos 10 minutos y no escuchamos nada más.

En ese momento mi hermana me dijo, vamos a mirar a ver si el bebe realmente era de alguien, con gusto accedí pero lo que no pensábamos es que era algo realmente estúpido.

Nos acercamos mas y mas, cuando de pronto escuchamos dicho llanto pero ahora más cerca y arrastrando unas cadenas.

Yo en realidad quede completamente helado y sin poder moverme, mire a mi hermana y era prácticamente lo mismo, no veía ningún movimiento por parte de ella.

Recuerdo muy bien que quería gritar y no podía, hasta que de repente se dejo de escuchar el llanto y nos echamos a correr en la habitación de mis padres.

Cuando llegamos le contamos lo que nos había pasado y como es costumbre no nos creyeron.

Al siguiente día yo en verdad me sentía muy mal, tenía calentura y más que nada vomitaba cada 10 minutos.

Me llevaron varias veces al doctor y nada, el mejorar no era por parte de los doctores.

Mi abuelita le comento a mis padres que me tenían que llevar con una hechicera para que me pueda curar, en efecto fuimos con dicha hechicera y a las pocas horas me curo, pero hubo algo extraño que nos comento la hechicera que decía, que cuando escuches ruidos extraños o gente extraña no te acerques, ya que son almas en pena que lo que buscan es namas hacer maldad.

Hasta ahora no he vuelto a escuchar ruidos extraños y si los escucho la mejor manera es no tratar de salir a ver o tratar de molestarlos.

 

La Muñeca Poseida

Yo siempre veía a mi hermana con una muñeca misteriosa la cual no sabía su procedencia pero era horriblemente fea con una sospechosa sonrisa en la cara y con ojos bien grandotes.

En fin, un dia desperté de mi cama, me dirigi al cuarto de mi hermana para ver si ya había despertado pero lo que vi me dejo perplejo;

¡¡¡mi hermana estaba levitando!!!

No me lo podía creer, tenía las sabanas por encima pero claramente estaba levitando pues apenas rozaban la cama, pero lo peor era que la muñeca estaba de pié en el estómago de mi hermana, era como algún tipo de ritual que no lograba entender, aunque tampoco lo pensé mucho y como acto reflejo encendí la luz, en un abrir y cerrar de ojos mi hermana callo sobre el colchón y la muñeca rodó por el suelo.

Corrí rápido a buscarla y la agarré y de un golpe y porrazo la metí en un baúl que tiene mi hermana en el cuarto, y cerré con llave.

En seguida revisé que mi hermana estuviese bien y la desperté suavemente y solo logré a comprender que me dijo;

-¿Que haces Marcos? ¡¡¡Déjame dormir!!!

Esas palabras me calmaron muchísimo, definitivamente mi hermana estaba bien, por lo que me guardé la llave del baúl y después de horas intentándolo me dormí.

A la mañana siguiente y tras pensarlo tranquilamente decidí no contárselo a nadie pues pensarían que estaba loco, así que lo dejé correr, además iban pasando los días y las semanas y no pasaba nada, por lo que me fui olvidando del tema.

Mi hermana me preguntó muchas veces si sabía donde estaba la llave del baul que ella estaba convencida de que su muñeca tenía que estar allí pues era el único sitio de la casa que le quedaba por mirar, lógicamente le mentí y le dije que no sabía donde estaba.

Un día mis padres salieron a una cena de empresa por lo que me quedé al cuidado de mi hermana, la acosté a eso de las 10 y me baje a mi cuarto a ver la televisión y me quede dormido hasta que a eso de las 12 escuché un ruido abajo, coji mi bate de beisbol y baje corriendo las escaleras, al comprobar que todo estaba bien volví a mi cuarto, en cuanto me estiré en la cama, escuche el grito enfermizo de mi hermana, fui corriendo otra vez bate en mano y lo que vi en cuanto abrí la puerta de su cuarto fue algo espeluznante, quizás de lo peor que puedan ver unos ojos, lo primero que vi era a mi hermana de pie en su cama gritando como loca mirando al suelo al otro lado de su cama, enseguida giré la mirada y vi a mis padres degollados ¡¡¡sin cabeza!!!

Había mucha sangre inundaba toda la habitación, acto reflejo miré al baúl ¡¡¡estaba abierto!!!,  agarré a mi hermana en brazos y corrí sin mirar atrás.

Mi hermana quedó sin habla durante más de 2 años, fue entonces cuando me confesó que ella estaba durmiendo cuando mamá la despertó al llegar de la cena para darle un beso como cada noche y le dijo que encontró en mi cuarto las llaves del baul que si quería que le buscara la muñeca en él para dormir con ella, lógicamente respondió que sí, y al abrir el baúl la muñeca salió disparada cortando el cuello de la mujer con un trozo afilado de metal, acto seguido se abalanzó sobre el padre con idéntico resultado y procedió a arrancarles la cabeza y que en ese mismo momento en que yo llegué y sin saber el motivo la muñeca se escondió debajo de la cama.

Hoy hace 20 años de Aquel suceso, mi hermana lleva desde los 18 años en un psiquiátrico y yo sufro de terrores nocturnos una noche si, y la otra también, al menos nunca más supimos de aquella muñeca.

El bombero

El bomberoUna noche de otoño regresaba a casa después de ir con mi hija a un festejo de una compañera de su escuela, ella venía dormida en el asiento trasero. Yo me relajaba escuchando música de los 60´s en una estación de radio.

Tenía algo de sueño así que decidí cortar el camino y pasar por una carretera vieja, algunas veces ya había pasado por ahí, así que era seguro pasar con mi hija.

Durante el trayecto miraba muchas construcciones abandonadas, realmente nunca les había puesto atención y me empezó a dar algo de miedo, pero en fin, ya casi estaba por terminar el tramo de la carretera así que pisé más fuerte el acelerador.

Sonó mi celular y era mi jefe del trabajo, así que decidí estacionarme en la orilla de la carretera y empecé a conversar con mi patrón. Duré más de diez minutos hablando y noté que mi hija se había despertado y me di cuenta que estaba muy cerca de la ventanilla como si estuviera platicando con alguien. No le tomé mucha importancia ya que la plática con mi jefe era de un aumento en mi salario.

Cuando me subí al automóvil le pregunte a mi hija que estaba haciendo con la ventana abajo y tan cerca de ella, y me contesto que estaba hablando con un amigo, volteé hacia los lados pero no miré a nadie. Le pregunte que si quien era su amigo y me dijo que era un señor bombero – ¡aquí está frente a mí! – Se me puso la piel chinita al no poder mirar a ninguna persona y se me vino a la mente que en una casa que teníamos frente al auto había ocurrido un incendio donde perdió la vida un bombero. Fue tanto el miedo que me dio que pise el acelerador y desde entonces jamás he vuelto a pasar por esa carretera.

También te pueden interesar las siguientes leyendas de terror reales

Espíritus Malignos

Hace algunas semanas, algunos amigos y yo decidimos visitar el rancho de una tía mía que actualmente no vivía allí y así pasar el fin de semana en el campo.

Decidimos ir allí precisamente porque nos hablaron mucho del pequeño lago y las montañas que rodean el rancho, pero curiosamente lo que más nos entusiasmaba eran los cuentos de terror sobre espíritus oscuros que rodeaban al pueblo y la pequeña casa encantada que había a las orillas del bosque.

El sábado conocimos a Mario, que nos estuvo contando sobre las leyendas y cuentos de terror que sucedían en el pueblo desde hace más de trescientos años.

Nos comento que los famosos “espíritus nocturnos” aparecían solo una vez, Si alguien los veía, debía abandonar el pueblo, sino moriría al siguiente día.

El domingo, nuestro ultimo día en el rancho, decidimos hacer una visita nocturna a la casa encantada que había en las orillas del bosque. Las chicas iban muy asustadas y yo, aunque no lo mostraba por fuera, también.

Al mismo llegar nos surgió el primer problema: la puerta estaba cerrada. Intentamos forzar la puerta y mientras lo hacíamos, desde dentro se oía algo parecido a gemidos.

Cuando al fin lo conseguimos y abrimos las puertas de par en par, la oscuridad nos rodeó.

Enfrente de nosotros teníamos uno de esos espíritus oscuros sobre los que nos había hablado Mario.

Se nos quedo mirando fijamente, sin pronunciar palabra. No dejaba de gemir y en su rostro se apreciaba el sufrimiento.

Todos decidimos irnos directamente a nuestras casas al instante, ni volvimos al rancho a por nuestras cosas.

El cochinito de la suerte

Cuentan nuestros abuelos que existió un cochinito en la época aproximadamente de los 80, en dónde prácticamente no llegaba la luz eléctrica en ciertos pueblos de distintas ciudades.

Se cuenta que el que tenía la suerte de ver aquí cochinito, tenía la oportunidad de volverse rico de la noche a la mañana, ya que se decía que aquel cochinito estaba repleto de oro completamente. Una historia bien conocido es la de un señor que de la noche a la mañana quedo prácticamente millonario al igual que de la noche a la mañana perdió todo el dinero gracias a que no cumplió dicha regla de aquel cochinito.

Es un cochinito prácticamente peludo, tiene prácticamente todo el cuerpo repleto de pelo que al topar con la piel piensa de tal grado que te hace tener miedo.

En fin, la historia cuenta que si ves a dicho cochinito pegando se extremadamente en ti, lo mejor que tienes que hacer es quitarte la camisa y así vez tomarlo para que no te lastime los pelos demasiados punzantes que tiene, al llegar a casa lo que tienes que hacer es meterlo en tu ropero y así mismo cerrarlo con llave.

Una vez que tengas el cochinito toda la noche en su ropero, tienes que ir a ver si realmente se encuentra el cochinito en el ropero, ya que te llevarás una sorpresa al notar que el cochinito se convirtió completamente en oro.

La única regla que tienes que seguir es no contárselo a nadie debido a que el oro se convertirá en carbón una vez que te descuides.

Bienvenidos a Cuentosdeterror.com.mx

Hola a todos los amantes de los cuentos y leyendas de terror, este blog me es interesante para mi, debido a que siempre me ha gustado todos los relatos sobrenaturales que nos suelen contar nuestros abuelos o amigos, con la misma intención de curiosidad que tienen ustedes la tengo yo, al escribir cada relato de las cuales he aprendido base a experiencias.

En fin me pueden Mandar su relatos y así mismo compartiremos muchos anécdotas de los cuales podemos reírnos hasta morirnos de miedo.

Un saludo!

Jose Canul! – @Joselockerz